08/07/2008

En el camino

Una sala de cine, un café, un bar, una sala de espera, una cama de hotel, una banqueta, el suelo mojado, los días de sol, las tardes húmedas o el frío invierno, cualquier momento y cualquier lugar. No importa el espacio, no importa el tiempo, nada tiene sentido. ¿Cómo buscarle si no le tuvo? ¿Cómo encontrar la sal en la inmensidad del mar?
Viaja sin rumbo, camina con prisa, se mueve sin destino hacia donde sople el viento. En cada estación asoma la cabeza y mira alrededor en busca de algo. En noches largas y negras le espera, añora su sonrisa, toca su piel, imagina sus labios, piensa y le piensa en su piel...

Los días se vuelven eternos y el juego del amor se va escabullendo entre los recuerdos. Un día más bajo la lluvia y camina contando los pasos, mira al cielo y pide un deseo...escucha a lo lejos aquella voz entonada y siempre acorde con el viento, carga sus emociones en una mochila y empieza a andar sin destino y con final. Descubre en su bolsillo una foto y le mira y se enamora, acaricia el pasado lentamente y enciende el futuro.

¿En dónde le perdió? ¿en qué puerto le dejo?...no recuerda si hubo adiós, no sabe que ocurrió, no pretende buscarle aunque sabe dónde encontrarle. Lucha contra su deseo y se seca los ojos...nada tiene sentido si no le acompaña, nada toma color sin su mirada, nada...nada...

Ahora respira profundo y toma una bocanada de humo, ve pasar un rayo de sol y se pregunta ¿qué es lo que hace temblar su corazón? ¿qué sería de ella si sus pasos los oyera cada mañana? ¿qué pasaría si las cosas estuviesen en su preciso lugar?...


Decide tomar camino y zarpar lejos, las astillas de ayer saldrán del corazón mañana y su eterno recuerdo vivirá impregnado en algún lugar de su cuerpo. Las ilusiones se consumen con el tiempo y ante los regalos divinos de la vida, no queda más que ver adelante...todo esta casi en el lugar indicado...

45 comentarios:

andal13 dijo...

Me encantó este nuevo texto, Marxella...
Y hasta podría percibir su olor en mi almohada... o en mi piel...

Producciones Bajo Presupuesto dijo...

Respiro cierta nostalgia, con cierto aire a una busqueda a ciegas de algun ser inanimado.

El deseo, en cualquier manifestacion o atmosfera bucolica, insesantemente bucolica.

Encontremos el rumbo, hasta entonces, a navegar, sin rumbo fijo.

La Mangosta dijo...

Lindo post, Marcela!
Besos!
Paso lugo a comentar más largo

christian dijo...

Triste y, a la vez, esperanzador. Hermoso. =)

carla'sdreams dijo...

continuar camino apesar de todo es lo importante .....siempre se dejara atras momentos inolvidables sean bueno o malos ,pero igual de dificiles de olvidar ......la esperanza de nuevas historias nuevos escenarios en nuestra vida es el motor que nos enciende dia a dia , digo yo!! besos preciosa , lindo texto.

Camille Stein dijo...

duro es el peregrinaje

al final de la escapada habrá algo o alguien que nos detenga... una señal que indique que se ha llegado por fin a un nuevo puerto... y que habrá descanso por fin hasta el próximo viaje

preciosas palabras, Marxella

un beso

marxella dijo...

Andrea, que difícil es quitar de la piel ese olor divino y a veces tan insoportable, es inexplicable como a veces caminando por allí de pronto llega esa sensación, esa extraña presencia de la ausencia...que raro no!
Bsito

producciones: tienes razón y la atmósfera transmite pedazos de melancolía, a veces el rumbo no es claro o bien cuando crees saber a dónde te diriges la tripulación decide abandonarte a mitad del caminio...eso hace el viaje un tanto complicado.

marxella dijo...

Mangosta querida un besito y un abrazo!!!

Christian, la búsqueda de nuevos rumbos siempre es una esperanza en el horizonte, aunque tocar tierra parezca muy lejano. Un abrazo

marxella dijo...

carla...si la esperanza existe, nosotros existimos. Me gusta pensar en nuevos escenarios, es más creo que soy adicta a los puertos desconocidos, será que el barco siempre tiene que anclar? no lo sé. Un bso enorme!

camille, me has dejado pensando en mil cosas. Será que alguien o algo nos detenga? será que encontremos la señal indicada y todo quede en su preciso lugar, cómo saberlo? me persigue la duda. Bsos

andal13 dijo...

"¿Será que el barco siempre tiene que anclar?"
¿O es la esencia del barco navegar y navegar y navegar...?

marxella dijo...

andrea, yo creo que hay barcos que anclan por que les es necesario parar después de tanto viaje, pero no todos son iguales y creo que hay algunos que no paran, aunque eso sea agotador, talves no estan buscando puerto donde parar sino caminos que recorrer...eso imagino, será que escribamos la "Psicología de los barcos"?

andal13 dijo...

Hay barcos de todo tipo... los hay que jamás zarpan, los que navegan hasta que una tormenta los destroza, los que encallan en alguna costa perdida, los que van de un puerto a otro, los que vuelven siempre al mismo puerto de aguas tranquilas...

SUSANA dijo...

Hoy están todos los sentidos alertas en este escrito!

Extraña nuestra mente, que guarda recuerdos sin nuestro permiso...y los activa sin rendirnos cuentas.

Un sonido, un aroma, un paisaje...traen y se llevan partes de nosotros mismos.

Hermoso, disparador relato, querida Marxe!

Mi cariño enorme para Vos!

marxella dijo...

andrea! esto de los barcos me ha encantado por que de verdad que es una buena forma de explicar muchas cosas, tienes razón...hay lo que nunca zarpan por que no se atreven y es cómodo seguir en la orilla y hay otros que no les importa la tormenta y salen a toda velocidad, me gusta la idea de correr riesgos, de explorar pero también hay momentos en los que se necesita regresar a casa, si es que existe

marxella dijo...

Su hermosa! a veces en el lugar menos indicado a la hora menos esperada llegan esos recuerdos y nos hacen respirar profundo y recorrer el pasado. Un abrazo enorme!

GABRIELA dijo...

"Casi" en el lugar indicado...
La otra mitad del casi es lo que nos forma esa llaga q no cierra.

La tristeza en poes�a.

Besos, escritora. Te admiro mucho.

semv dijo...

SIMPLEMENTE ME FASCINO

TQM AMIGA!! TE ESTOY MANDANDO UN E-MAIL CON LA INFO KE TE HABIA DICHO DEL NUEVO BLOG.

semv dijo...

A ver amie, te mando el dato pq no veo la forma de mandarte un e-mail

http://diariodeunakbrona.blogspot.com/

Aun estoy desarrollandolo, x lo que aun no podras ver mucho, mas ke una sola cosa

ya te mandaré bien todo.

Un beso y definitivamente me sigue enkntando lo ke escribes.

♠ αηα kσгеtα dijo...

Mi querida Marxella, solo te convido un cigarrillo y aqui a la orilla del mar abierto, con el sol que se empieza a perder en las aguas, rojo como cada tarde veamoslo desaparecer, asi en silencio, sentadas en la orilla dejando que lo que no sirve se vaya con el para que mañana traiga cosas nuevas o renueve las que conservamos.
Un abrazo amiga!

BETTINA PERRONI dijo...

Segura que soy yo, estoy segura que soy yo por el pensamiento tan volátil que traigo... quizás como el amor me pega fuerte... yo hoy veo mucho arcoiris y nubes blancas...

Temporadas querida amiga, temporadas.

Que te haga temblar el amor :)

Bonito fin de semana!

pumarosa dijo...

iba a leer los comentarios, quería saber las impresiones de tus lectores, pero al final no lo hice, prefiero quedarme con mi impresión; sabes, a veces me recuerdas a mí, pero en mejorado, nosé si lo imagines, o realmente te sucede, y lo escribes tal cual yo lo pienso....post como estos me hacen pensar que no estoy sola...

marxella dijo...

Mi querida Gaby, ese "casi" es terrible y nos hace seguir aquí escribiendo. Yo te admiro a ti y te quiero! un bso

Semv amiga, que bueno que te gusto y ahora me pongo al día con el nuevo experimento. Un abrazoo!!

marxella dijo...

Ana adorada, esa propuesta me gusta...un día de éstos caeré por el norte y aceptaré el cigarrillo, mientras sigamos compartiendo palabras y cariño. Bso

Bettina, la vida es como un sube y baja o más bien una montaña rusa, esa parte dónde nos emociona me encanta, aunque la bajada es un poco dolorosa. Un beso

Pumarosa, que bueno que te sientes identificada de alguna manera, que bueno que podamos compartir y que sepas que aquí estan estas palabras acompañandote siempre, un abrazo enorme.

ANUDANTE dijo...

exacto... todo en su lugar indicado. Aún no conozco bien tu blog, pero lo ubico como uno de los mejorcillos que eh visto en años. Sin duda único en su estilo

Se reconoce esas ganas de crear ese escaparate a lo cotidiano, no sé si sean relatos autobiográficos, pero que bien te salen jeje.

Y por cierto, me siento honrado de que hayas visitado mi blog, gracias por tu puntual comentario, tu sí que madrugas, saludos!!

Sil.* dijo...

MARXE!!!:
Será que nosotros recorremos el pasado o que simplemente este, sin aviso, sin señales aparentes, nos inunda obliándonos a recorrerle hasta sentir las mismas cosas que antes. La memoria se activa y "el olvido está lleno de memoria" por lo que jamás podríamos separarlos.
El pasado vuelve Marxe, y nos ubica en el camino de los recuerdos para que, de alguna manera, volvamos a ser lo que fuimos.

Un abrazo enorme para ti!!

Sil.*

Palbo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
marxella dijo...

anudante, gracias por tus palabras...pues no es autobiográfico, pero como decía Sabines "detrás de cualquier escrito hay una anécdota personal" de manera que en ocasiones hay mucho de lo que me sucede.

Sil.* el pasado siempre se queda dando vueltas, rondando, abrazando...es inevitable su presencia, seguro no se va nunca. Un besote!

Patricia dijo...

Uff que lindo texto marxe, de esos que te hacen pensar, sentir, recordar... navegamos simpre hacia direcciones diferentes y muchas veces sentimos que llegamos al mismo puerto porque los recuerdos nos hacen volver.

andal13 dijo...

Pasé para desearte una buena semana!!!

marxella dijo...

Paty,navegamos y navegamos eso es verdad y los recuerdos son inevitables. Un beso

Andrea hermosa, gracias...

Grajeda dijo...

son esos momentos de la vida... esos momentos tan fuera de lugar los que le dan sentido y sabor.


No necesariamente un sabor dulce; tristemente los sabores más amargos son los que crean los recuerdos más consistentes y reales...


el buscar ese momento o persona adecuada puede durar una vida...

pero el saber que la encontraste en verdad vale la pena, esos instantes en que se detiene el tiempo...

cuando el humo sale por su boca y esperas por tantos besos que había prometido...
es ese momento el que vale por tantos momentos amargos que quisiste evitar.


ojalá siempre pudiéramos estar en el lugar indicado con la persona indicada...

Ana Ortiz dijo...

Magnífico relato.
has pasado de la desesperación, el desconsuelo, la tristeza, a la luz de la esperanza.
A veces es necesario levantar las velas y sarpar si el puerto en el que amarramos no nos da lo que buscamos.
Besitos.

lara dijo...

Me gustó mucho este viaje, aunque sea un poco melancólico... el motor de la fantasía no se acaba nunca.

Besotes

carla'sdreams dijo...

se te extrana linda, espero te encuentres bien , pase a dejarte muchos besitos.

marxella dijo...

eric, los sabores agridulces me gustan...por eso es bueno mezclar, si es muy dulce me empalaga, si es muy amargo me molesta así que...aún no me atrevoa lo de las papas y el helado un día será. Cuándo sabe uno que la persona que esta frente a nosotros es la indicada? supongo que hay "señales" sólo que algunos no las captamos fácilmente jaja. Siempre vendrán tiempos mejores y no siempre quien pensamos que es "la persona" lo es.
Muak

marxella dijo...

ana querida, me gusta como uniste los relatos y claro que siempre es mejor lanzarnos a la mar! un beso

Lara, que bueno que estas de regreso y mejor aún que te haya gustado esto. Un abrazo enorme!!

carlita linda!ahorita mismo voy para saludarte

satira dijo...

los primeros dos parrafos me tocaron el esqueleto esque vos si haces sentir


un beso mujer

saty ; )

Edgardo dijo...

Marxella:

Ahora me toca a mí dejarte un comentario, nuevamente gracias por entrar a mi rincón, por dejarme tantas palabras, tantas reflexiones. La verdad tus palabras me sorprendieron muy gratamente, de verdad haces sentir, trasladar, pensar. Lo que dices de una forma tan bien escrita logra llegar al fondo del alma.

Nada tiene sentido cuando las salas de cine no tienen película que proyectar, o lo que proyectan no alcanza, o si es una película vieja, que ya vimos, el café sabe a poco cuando le falta sabor, cuando le falta un compañero, cuando le falta aquella persona que ya no esta y con la que nos gustaba tanto tomar un café. Nada tiene sentido cuando lo que hacemos no tiene valor por parecernos distinto, diferente, por no ser igual al pasado que ya no tenemos. Así en la sala de espera seguimos esperando por él, porque vuelva, lugar donde el tiempo pasa lentamente y nos muestra siempre solos, recordando, reviviendo un pasado lejano, y convirtiendo las cama de hotel en sucio y vacíos momentos, provocándonos una pregunta que nos las hacemos sucesivamente, ¿Qué hacemos ahí?, ¿No se con quien estoy, quien soy?

Como buscar sentido si lo hicimos sin quererlo, sin pensar, solo por hacerlo, como buscar sentido si lo único que podría darlo es el pasado que ya no esta.

Perdido vamos siempre, o mejor tan libremente vamos y nos perdemos en la inmensidad del mundo. No creo en personas que no tengan donde ir, que no quieran pertenecer a ningún lugar. No me parece que solo queramos volver al pasado, eso es imposible.

No se puede viajar por siempre, todo pierde sentido cuando se prueba o se hace más de una vez. Todo pierde sentido si lo que se busca encontrar es eso que perdimos.

El pasado se perdió en un ayer que no va a volver, aunque siempre hay una puerta por donde traerlo de nuevo. La memoria, una dirección, un llamado de teléfono, podría hacerlo, luego nos damos cuenta que eso pasó, que no tiene sentido volver a eso. Entonces debe aprender a darse cuenta lo que ama y a cuidarlo, a no dejarlo ir, o mejor dicho, a no abandonarlo. Pero es un pensamiento que llega demasiado tarde.

“No queda mas que ver adelante” y es verdad, la vida hay que seguirla viviendo, no nos quedemos en cosas que no fueron o que pasaron, no nos quedemos en momentos que ya no son. Todo siempre esta en el lugar indicado, nos guste o no. Aunque el pasado siempre va a respirarnos en la nuca y siempre se esconderá en alguna sombra como recordatorio de lo que fue.

Y si pasa diferente y no tenemos presente o pasado sigamos siempre adelante, ya encontraremos el camino.

Un beso inmenso Marxella, me encanto el texto.

HologramaBlanco

Jimiescu dijo...

El sufrimiento que embiste los corazones cuando perdemos algo, justo en el umbral del olvido. Un texto muy de "momento", de sentir ese instante en el que se presenta sin avisar. Melancolía y... recuerdos vagos de aquella canción... mi unicornio azul se me ha perdido ayer, se fue.

marxella dijo...

Saty que lindo lo que me has dicho, me honras enormemente. Un beso

Edgardo me emociona lo que me comentas aquí y me dejaste pensando en muchas cosas, en realidad es cansado viajar y viajar, a veces es necesario tocar tierra y dejar que las raíces salgan probablemente eso también es arriesgado y para aquellos que no acostumbran parar puede ser un verdadero reto que de grandes sorpresas. En las letras de una gran amiga "el amor se cosecha todos los días"...
Un beso.

Jimiescu, es verdad...este texto es precisamente de "ese momento" de esos instantes de tristeza y melancolía. Un abrazo

andal13 dijo...

Buen fin de semana, Marxella!

SUSANA dijo...

Felíz Día del Amigo, querida Marxe!
Tedejo mi abrazo y un beso con todo cariño!

LaClau dijo...

Querida Marxella,
En el camino suceden muchas cosas: se vive, se llora, se ama, se ríe,se añora, se desespera.... se espera.
Los recuerdos insisten en habitar el presente y su recorrido para acompañarnos o posiblemente para atormentarlos. ¿Cómo saberlo?
Te dejo un beso,

La Mangosta dijo...

Hay algo para vos en mi blog.
Besos!

SUSANA dijo...

Pasé para ver tu nuevo artículo pero...todavía no!
Volveré...pero no sin antes abrazarte, dejarte un besote y decirte SOS UNA DIVINA!