18/01/2009

Tiempo [1]

Hoy es un día extraño, es un día lleno de tintes, de contrastes y de altibajos...en realidad no sé que día empezó este día, este largo día que aún no termina y no tengo claro cuando llegará la luna y con su claro de noche me de la ligereza que necesito para dormir y soñar y seguir soñando.
El tiempo me ha hecho resistente al cambio -aunque siempre quiero estar cambiando-pero no puedo, no es fácil, no me gusta la incertidumbre aunque sé que no hay nada seguro ni claro, que todo puede cambiar de un momento a otro y que lo de hoy puede ser que mañana no este más.
Poco a poco la vida me ha ido formando, hay días en que grito y me enojo por "casi" todo; otros en que todo me causa felicidad y pienso que es el mejor momento de la vida...hoy creo que es el mejor momento de la vida, porque es el que vivo, porque es mi presente y como este no existirá otro. Pero también me he dado cuenta de la fragilidad que hay en mi corazón, quisiera poder pedir más tiempo...más tiempo...mucho más para convivir, para reír y para compartir. Hoy necesito a quienes amo, necesito que no se muevan, que no envejezcan, que no enfermen, que no se alejen...necesito no crecer y que ellos no se vayan, necesito su tranquilidad y su tiempo; el tiempo que no perdona y que deja huella...la huella que nunca se borra de la piel.
Hoy sólo quiero que el día termine y que la noche me de paz y tranquilidad...