13/07/2009

NIN






Seguramente algunos de ustedes conocen a NIN...ella es duende e hija perruna. Ella llegó a mi vida inesperadamente, como casi todas las cosas y personas maravillosas que aparecen así de pronto! Mi historia con los animales había sido muy corta...a los 10 años tuve un perrito llamado "Rolf" uff me caía muy bien y el era muy cariñoso, pero lo robaron de mi patio...así que después de esa dolorosa experiencia decidí no tener mascota, porque además el término "mascota" me afecta. En fin que un día de junio del 2005 apareció, chiquita peludita, floja y muy cariñosa. Poco a poco nos adaptamos de tal manera que ella se adueño de mi cama, de mis cobijas, de mi almohada y de mi corazón. Nunca pensé que podría desarrollar esos sentimientos tan profundos por una cosita tan pequeña y desobediente, claro que eso último fué mi culpa porque no la eduque bien, porque la consentí demasiado, porque se adueño de mi poca autoridad y me desafió con su mirada tierna en cada intento de regaño.



Pasaron semanas donde no entendía muy bien que era lo que me pasaba, no sabía por qué sentía eso! y me desesperaba por no saber como demostrarle mi amor. Hablé mucho con Alberto y el me compartía su experiencia con El Matias, constantemente comparaba cosas y nos preguntabamos por qué eran tan mañosos? por qué se portaban tan mal en sus paseos sabatinos? por qué NIN nunca posa para las fotos? por qué El Matias quiere ser amigable con los perros callejeros? etc..etc... ´



Así pasaron los meses y NIN se convirtió en algo más que mi hija perruna, se convirtió en mi mejor compañera, en mi más fiel amiga, simplemente se convirtió en algo fundamental en mi vida. Hemos pasado buenas y malas...se que hay días en los que ella se enoja porque no le hago mucho caso, porque no la saco a pasear lo suficiente, porque no come lo que le gusta, porque no le he comprado un nuevo oso, uff eso entre muchas otras cosas.



Ahora estamos pasando por un mal momento, se le formo una bola en la espalda y la lleve al veterinario. Me dijeron que era líquido y que con medicina todo saldría bien...paso una semana y decidieron quitarsela porque al parecer estaba cambiando y se sentía fibrosa. El viernes pasado la operaron, ella ha estado muy triste y yo también. Me duele verla así, sin poder moverse quejándose, sintiéndose incómoda. La herida es grande, como de 6 o 7 cm... y esta drenando...hoy fué a revisión y su herida no va muy bien y yo estoy un poco desesperada. Le hicimos las curaciones y yo me desmaye (jaja que madre la suya) uff no pude, no puedo y me pone triste eso.



Ayer caí en crisis de angustia y estuve muy inquieta toda la noche...es que no dejo de pensar que no he sido una buena compañera, no la que ella espera...me siento responsable por lo que le pasa. Quiero verla bien, quiero que siga sobre el sillón aguardando mi llegada...quiero que me descobije porque tiene frío, hasta quiero que ladre porque alguién sube las escaleras...



La quiero demasiado y creo que a veces tanto amor duele...a mi me duele verla así, me duele no poder hacer más. Pero todo lo que este en mis manos lo haré! La abrazaré lo más fuerte posible y le diré que la quiero más de lo que puede imaginar....