31/10/2010

Una palabra

Si alguien me preguntara cuánto te conozco, yo respondería a secas "que te conozco". Si alguien me preguntara desde cuándo te conozco, yo sólo podría decir que no lo sé a ciencia cierta. Lo más probable es que no te haya conocido en nuestra primera salida, probablemente tampoco en la segunda. Lo más seguro es que haya sido hoy mientras te miraba a los ojos y tus lágrimas se confundían con las mías.

Nuestra historia como todas las historias tiene un principio y aún no sé si un fin. Desde la primera vez que te vi caminar hacia mi...altiva, segura de ti, con el celular en la mano y tratando de escudriñarme con tus palabras, supe que algo importante sucedería.

Tomamos café, comimos galletas, charlamos largo rato y por primera vez me utilizaste...no lo reclamo, me pareció chistoso. Admire tu agallas y la decisión con la que te movias por el mundo. Después tomamos cerveza, tomamos vodka, nos abrazamos y decidimos que debiamos desafiar al mundo y allí estabamos dando una gran demostración de locura...diciendo con nuestras manos y nuestras bocas que poco nos importaba lo que los demás pensaran...que nos juzgaran o simplemente comentaran.

Me ahorrare la parte donde tú te fuiste y me dejaste con el corazón casi roto, y será mejor así porque eso merece más que unas simples líneas. Meses o años más tarde regresaste y yo con los brazos abiertos te acepte, sin embargo no puse las reglas del juego...no advertí lo que se podía y lo que no debía...sin más me entregue a la pasión que me desborda con sólo pensarte.

Todos estos meses han sido espectacularmente intensos, mis emociones han florecido como nunca lo imagine..me siento y te siento. Pero hoy al ver esos ojos maravillosos que la vida te regalo, esos labios que han pronunciado mi nombre tantas veces...esas manos que he tenido el privilegio de tocar una y otra vez, me di cuenta de que el amor entro a mi vida, sin tocar, sin avisar, sin pedir permiso.

No sé que sucederá mañana, no sé que sucederá esta misma noche...pero sin duda debía decirtelo..no había más palabra que expresará lo que me haces sentir... si..así es...te amo, te ame y te amaré

06/06/2010

5

Viene de nuevo una historia para ustedes....

Eran las 9:30 en punto y "ella" le esperaba ansiosamente en las escaleras del metro, la cita había sido acordada dos horas antes y apenas había tenido tiempo de darse una ducha, arreglarse el pelo y ponerse un poco de color en las mejillas. Los nervios empezaban a carcomerla por dentro, era esa extraña sensación que siempre siente cuando le espera, cuando le mira, cuando le acaricia..cuando le piensa.

El reloj marca las 9:40 y aún no llega, timbra el celular y al otro lado le dice que la espera una estación adelante, que se ha quedado leyendo y bajo en otro punto. Ella aborda el vagón y camina lentamente apretando los dientes, tratando de no sudar demasiado ni de expresar su tensión.

Son las 9:50pm y se miran a los ojos, se abrazan y al oído susurran un "te he extrañado"...siguen su camino y se adentran en las entrañas de la caótica ciudad. Después de un rato de andar sin andar se detienen en un pequeño bar, miran la entrada y deciden que por esa noche ese lugar será su guarida. Toman asiento en la barra principal, miran de reojo a los asistentes, toman las cartas y se toman las manos...manos dulces y delicadas las de "ella" manos firmes y fuertes las que la acarian...Dos martinis llegan a la barra y un poco de queso fresco, brindan y discuten de la vida, discuten del amor, del sexo, de los músicos que estan de frente...de como el pianista toca con pasión, de lo que significa tener una guitarra en las manos, de lo alucinante que debe ser la bateria...pasan las horas y siguen allí.

Se acerca la mesera de rasgos caribeños y les pregunta si ordenaran algo más..responden que si, otro martini y una copa de vino. Ahora brindan y se dicen con un suspiro lo que es y lo que no es.

Sin mayor premura, a las 11:50 se escucha la propuesta, se escucha lo que "ella" tenía tantas ganas de escuchar...se escucha lo que "ella" quiso decir por años y nunca se atrevio...y tiembla de miedo y siente ganas de vomitar y se marea y siente que desfallece. La sensación pasa rápido y toma un trago de vino tinto...pasa saliva y se da cuenta de que todo aquello con lo que se ilusiono y siempre soño puesto en la boca de otra persona suena tan maravilloso que es increible creerlo.

No sabe que decir, no sabe que pensar...quiere tomarle de la mano y salir corriendo de allí a su lado, quiere besarle, quiere abrazarle, quiere decirle que le ama con todas sus fuerzas, que nada les negará el regalo de felicidad que le propone, que le añora, que siente nostalgia de lo que no ha sido y de lo que no será...sin embargo, sólo le toma la mano, le da un beso y le dice que lo pensará.

12:30 am...con un beso, un largo y prolongado beso en la acera se despiden...no saben cuando se volveran a encontrar, pero a su alrededor huele a presente y futuro, huele a esperanza y a fé...

22/03/2010

plfttt

Hay días en los que el ajetreo y la velocidad de las cosas no me permiten pensar en lo que estoy haciendo. Pero hay otros en los que a pesar de la rapidez y de mi poca atención, descubro que algo sucede.
No tengo claro que es lo que ahora me pasa, no sé si sólo es un mal momento para seguir...no sé si este mal humor que me acompaña algún día desaparecerá...quisiera decir que es algo temporal, pero cada vez lo dudo más. Cada segundo que pasa en donde no pasa nada, me hace pensar que nada cambiara.
La vida es una meta constante, objetivos que cada mañana y cada noche hay que cumplir. Hoy no tengo muy claro hacia donde me dirijo y nos dirijimos...seguro nadie lo sabe, pero antes de partir en este recorrido me gustaría tener la certeza de que las cosas pueden ir mejor, de que si lo de ayer ya no existe hoy, talvez lo de mañana tengamos algo superior.
Hoy desperté con ganas de estar bien...pero al parecer hay algo que no me lo permite, no sé que es y no sé por qué....

07/01/2010

Una noche más...

Quiero despertar y decirte al oído cuanto te he extrañado, abrazarte con el dulce aroma del amor y la pasión. Dormirme entre tus suaves brazos y acobijarme entre tus labios. He esperado horas, días, semanas, meses para gritarle al mundo cuanto me haces falta, para que sin tapujos ni reservas todos sepan que eres el aire que le da vida a mi cuerpo y a mi espiritu...
Todo este tiempo no me he movido de tú corazón y fielmente he esperado una mirada tuya, he aguardado el momento en el cual timbre el teléfono y con tu alegre y tierna voz me digas que me esperas, que no tarde en llegar...que cada noche de soledad, sólo has deseado mirarme de frente y con tú cálida presencia llevarme por caminos no recorridos...Sin temor a nada, esta noche fría te digo que cada suspiro que he soltado al aire, sólo dice tú nombre...tú hermoso nombre...