08/11/2008

El tiempo [1]

Al paso del tiempo, en la distancia y en la soledad que da el estar lejos...en medio de la historia, del pasado y de la promesa del futuro he encontrado tiempo para caminar largas noches, para fumar un cigarrillo y tomarme un buen vino. En este camino de la vida que recorro en tren comparto emociones que guarde en una cajita de cristal esperando su tiempo final...
El tiempo [1]

Es la hora de dormir, en la calle los faros de luz se han apagado, presagio de que todos están en casa tomando un descanso. Ella se acerca al teléfono y con el rostro desencajado se da cuenta de que hoy es otro de esos días sin noticias suyas, hoy como ayer y antier no hay mensajes que le den una pista del camino que recorre él.
Se sienta frente al televisor y pierde la mirada en el melodrama de moda, se pregunta una y otra vez que sucede, qué la ha convertido en lo que es ahora. Porque no está afuera embriagándose con sus besos y mordiéndole la piel, en qué momento se escapo entre sus dedos y se convirtieron en sombras de la sombra.
Saca los recuerdos del fondo de mente y piensa y le piensa, hace ya un año que todo comenzó y todo se acabo. Una coincidencia, un primer encuentro, un choque de miradas, un beso apasionado, una cama revuelta, una noche a su lado y eternas mañanas sin él.
Cuando estaban juntos respondían preguntas con sus cuerpos y su amor, ella siempre llena de dudas, ella siempre inquieta y desenvuelta; él siempre mirándole, siempre abrazándole. Así, el camino intrincado de la pasión los llevo rápidamente a amarse; días y noches hablaban, mañanas y tardes se buscaban, sólo en las noches se encontraban. Sin duda, eran una especie de gatos pardos que entre las sombras se disipaban.
El juego del amor los llevo a lugares extraños, lágrimas y risas…vino tinto y pasta, un perfume eterno y una mirada liviana. Juntos perdían el miedo, juntos veían al mundo con esa complicidad que no se explica, sólo se vive. Caminaban por el parque y sin temor se gritaban en silencio el amor, juntos con el mundo detrás de ellos le pisaban los talones al futuro y se encontraban en su pasado.
Esa tarde de primavera ella tomo el tren, sólo faltaban dos estaciones más y le encontraría. Pronto el sonido del tiempo la detuvo de golpe, nunca más llegaría a su destino, nunca más le vería entre sus brazos, nunca más le encontraría de nuevo. El retraso del tren duro menos de un segundo, pero fue suficiente para perderle entre la gente.
Las dudas la inundan, pero el camino es doloroso, no hay quien le ayude a disiparlas…cómo hablar del tiempo si el tiempo se ha perdido en los recuerdos, en dónde quedo la construcción del tiempo juntos, en dónde las nauseas que causa el amor, la petición eterna de las mariposas, la esperanza del tiempo a su lado…dónde?
Pasa un día más y le encuentra en su camino, su mirada ha cambiado, su presencia desprende el aroma de la desilusión y la desesperanza. Las horas pasan y sólo le mira de lejos, le recuerda y se da cuenta de que esa sombra ya no es más la suya, que él camina como antes de ella y como siempre, con la impuntualidad en sus ojos, con el desencanto en sus palabras, con el cigarrillo en la mano, con él tiempo a su lado.
Podrá encontrarle una vez más, podrá ser su presa nuevamente, le dejará algún día un mensaje de nuevo, llenará la caja de recuerdos y el tiempo de su tiempo…le sorprenderá de noche, le hablará alguna madrugada, le esperara?...no hay certeza, no hay camino, no hay promesas y no hay presencias…

18 comentarios:

LaClau dijo...

Querida Marx,
Te envío un abrazo, un café y un tequila para que extrañes lo menos posible. Las distancias tienen un sentido y siempre, siempre, se encuentra en ellas respuestas a las preguntas que ni siquiera nos habíamos planteado.
Un abrazo desde tu país y no estás sola, nos has llevado contigo.

andal13 dijo...

Leyendo este precioso texto me vino a la memoria aquel verso de Neruda: "Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos".
Un nuevo encuentro enfrentará, tal vez, a dos desconocidos...

Besos desde la distancia.

marxella dijo...

Que emoción tengo! la verdad es que siempre me emociona cuando abro el blogg y veo sus comentarios, pero hoy tan lejos de todos y tan cerca de lo nuevo (para mi) me emociona aún más econtrarlas chicas! Gracias, saben que las quiero y q me honran con su presencia por estos lares...
La Clau gracias por el tequila, haría falta pero me consuelo con el vodka y la cerveza jaja
Andrea!! que frase la que has puesto...ojala y esos desconocidos no se olviden de todo.
Besos fríos pero con el corazón caliente!

carla'sdreams dijo...

preciosa no ando bien y veno a ecnontrarme con tan hermoso escrito, lleno de sentimientos , promesas , recuerdos y una pregunta eterna .....besos se te extrana.

SUSANA dijo...

Marxe...lejos de ser un comentario del tipo feminista, creeme, estoy convencida de que los hombres jamás amarán como nosotras.

Tu relato culmina en certeza, camino, promesa, presencia, algo que el tiempo se llevó y hay que volver a construir.

Brindo por un Amor que no conozca de tiempo!

Mi abrazote Amiga, para Vos!

marxella dijo...

carlita adorada! un abrazo enorme, se que como siempre todo saldra bien y de todo te repondras...

Querida Su, yo también brindo por un amor sin tiempo y sin final...seguro existe. Un beso enorme

semv dijo...

Amiga que gustaso volver a leerte, la neta se te extraña muchísimo, y tu blog no faltaba mas, pasaba por akí para ver si habías escrito algo nuevo y wow, me llevo la sorpresa.

Pero bueno los viajes algo que debo de reconocer que lo chido de ellos es que aprendes las diferentes formas de ver la vida, y las costumbres tan arraigadas que tienen las personas, y lo mejor como nos ven a nosotros, aunke algunas veces no nos gusta mucho la forma en que nos ven.

Y lo mas chido de esto es que cuando regresas ya no eres la misma.

Un beso amiga!!

marxella dijo...

Semv amiga! gracias por tus palabras, que bueno que te gusta pasar por aquí y que compartes conmigo palabras y sentimientos...te envio un fuerte abrazo

lara dijo...

Hola Marxella! Me encanta tu manera de hablar de amor y de las personas involucradas... me hace sentir esa ansiedad que provoca a veces...

Un abrazo

Surfer Rosa dijo...

Marcela!!! que chido que andes por Berlin!!! nosé donde sea la mejor manera de contestarte, pero igual ni te va a servir: yo a Berlin llegué de turistota, sin pasaporte, sin dinero, de super hippie...y en un bar conocí a un aleman que nos dejó pasar la noche en su casa....no manches, super arriesgado todo lo que hicimos ese día....pero bueno, un bonito viaje.....estuve solamente una semana....ya estoy en Canada ahora....cuidate mucho y disfruta mucho Berlin, te va a encantar....que andas haciendo por allá??

marxella dijo...

Lara, tienes razón el amor provoca ansiedad...que bueno que te guste esa forma que no me puedo quitar de encima de escribir...y menos el tema jaja el amor siempre

marxella dijo...

Cánada! ah que bien pues yo ando en berlin estudiando y conociendo...

♠ αηα kσгеtα dijo...

Marxella querida!
Tremenda compañera la Duda amiga! hoy es solo secuela, ya veras que un dia sera fantasma, pero de esos inofensivos al que uno le agradece cuando apaga la luz!
Te mando un besote amiga!

PD. Cuentanos mas sobre como te va por alla con el pedazo de universo humano que pobla aquellas tierras!

marxella dijo...

Ana querida!! tienes razón, todo tiene etapas y seguro la duda a veces se vuelve fantasma...pero los fantasmas a veces tienen más vida de la que imaginamos.
En fin, aca en Alemania me siento muy bien..aunque es todo diferente, sobre todo el caracter de la gente, ya sabes nosotros siempre tenemos la fiesta por dentro y ellos como que el frío les congela la sonrisa jaja
Un beso enorme!

andal13 dijo...

Entré para mandarte un saludo desde el soleado sur! :-)

marxella dijo...

andreeeaaa necesito un día soleado..yo te mando un beso desde el frío jiji

Paty dijo...

sigues popr Europa?? mira que estas inspirada eh?? Lindo post

marxella dijo...

mi querida paty...pronto lo nuevo y con más frío de inspiración