07/02/2008

Sin razón

Suficiente es con ser fiel a uno mismo...
En sus ojos el mar y en su corazón remolinos...
Sentimientos, emociones, lágrimas y risas...

pd. no siempre la tinta negra contrasta en las hojas blancas

10 comentarios:

El R dijo...

Bellísimo pero siempre más allá Marxella. No basta uno mismo. Siempre los límites los encuentra uno en los remolinos, las miradas y el corazón del otro.
Un beso

Raul Ezequiel dijo...

El ser fiel a uno mismo, es el primer paso.. para grandes cosas...

Un Abrazo...

mArXelLa dijo...

R...lo sé, lo sé, lo sé..pero primero lo primero jaja. Un beso de retache

mArXelLa dijo...

Ezequiel, yo coincido contigo...me parece que esto es el primer paso, aunque, regresando a lo de R..¿dónde ésta el límite?...un abrazo para ti

rojo/mon dijo...

hey! gracias por la felicitación y por pasar en mi blog, estaré pasando seguido por aquí (y comentaré cosas que vengan al caso jaja)

Saludos!

algún lugar dijo...

trato de encontrar
no estar solo en ésto.
y te encontré,
con ese nombre
de aire francés,
que no sé si llega a
ser real
o es sólo la percepción
de mis sentidos.

sin embargo hace bien.
uno suele decir
pasaba, nada más.

...
..
.
..
...

Violeta dijo...

Hola Marxella! gracias por tu comentario en mi blo.g. cómo llegaste..?

"suficiente es con ser fiel a uno mismo" ..qué gran frase.. Y qué complejo de lograr, no?

Un placer ;)

mArXelLa dijo...

Rojo/Mon...gracias a ti por la visita y te espero pronto!

Algún lugar...wow que lindo mensaje has dejado, ojalá no sea el último, gracias por pasar...nada más

Violeta: no se como llegue, pero llegue y definitivamente es difícil de lograr, un abrazo

LaClau dijo...

Qué complicado es vivir la "suficiencia de uno mismo". Vivimos en una cultura en la que no basta con uno mismo, siempre queremos todo de los demás, inclusive lo que les resulta imposible darnos: nuestra felicidad.

En esta ocasión no coincido con R, creo que nos perdemos permanentemente porque buscamos que sean los otros quienes determinen nuestros límites. En todo caso, me parece que "los otros" no son más que un espejo de nosotros.

mArXelLa dijo...

Clau, pero en realidad es sólo una cuestión cultural el que no nos baste con "uno mismo" o más bien es una cuestión "humana", a mi me parece cierto esto que dices acerca de esperar del otro nuestra felicidad, no, la felicidad no la da el otro, pero mucho depende de nuestras expectativas. Somos un espejo, si, eso lo creo. Pero el límite si ésta -claro, según yo- en la mirada del otro, en lo que espera y en lo que estamos dispuestos a dar.
Un abrazo.