03/03/2008

W.R.

Ayer dormí muy noche con la esperanza de ya no despertar el día de hoy, pero a pesar de mis esfuerzos abro los ojos y me enfrento a la realidad nuevamente. Un segundo es suficiente para que mi cabeza y mi corazón estallen con su recuerdo. Siento en ese mismo instante como mis poros se abren y el escapa desgarrando toda mi piel; como mis labios buscan y los suyos (¡sútil dulzura!) están ahí pegados en mi recuerdo; como mi cuerpo, inerte ahora, penetra eternamente su espíritu y su alma infinita. Otra vez el terrible dolor de su ausencia (más terrible ahora y para el resto de mis días)
Cierro los ojos y trato de volver en mi, pero sólo consigo ver su mirada. Temo perderme irremediablemente en los confines incandescentes de sus ojos, esa mirada felina al acecho de su presa que debe huir aterrada. En sus ojos observo el fin y el principio de todo lo posible, su belleza es absoluta y mi trance perpetuo...

26 comentarios:

BETTINA PERRONI dijo...

No creo que haya un sentimiento más parecido a la agonía que ese que se experimenta por la ausencia de quien se ama.

Cuando es una ausencia temporal, lo único que nos mantiene de pie es la esperanza de verle cruzar la puerta. Cuando es un adiós inevitable... solo queda abrazar esos fragmentos de buenos momentos y recordarlos con cariño mientras uno nuevamente comienza a edificar otra vida... ahora sin el.

Ánimos niña :)

El R dijo...

Volverá, volverá, volverá. ¿Qué loco no cruzaría el mundo por amor?

c l a u dijo...

La descripciòn detallada de un momento de dolor es más potente q el simple mirar de una fotografía. La imagen no vale más que mil palabras. Me resigno a pensar que quizas supera unas 100, pero mil juntas y bien unidas... jamás.
Y ahora que nos inunda la imagen (dictadora... y creyendo mejor que las humildes, pero perseverantes palabras) una buena cucharada de tu blog puede reanimarnos.

Gracias x comentarme!

andal13 dijo...

Qué fuerte... la angustia, la desolcaión, la desesperación, el desamor...

Y yo que venía a dejarte un comentario livianito y divertido sobre el tema de los supermercados...!
Pues sí, los supermercados pequeños me encantan; los que me aterrorizan son los hiper-macro-super-mercadísimos...

Trapi dijo...

Siempre hay que despertar. Siempre.

Saludos

Marce dijo...

que desesperacion, se bueno despertar cuando se esta sufriendo. besos.

mArXelLa dijo...

Bettina,lo describes muy bien, es "agonía" un paso de la muerte o de recibir medicina para revivir, abrazar esos fragmentos siempre es lindo, añorar lo pasado es parte de los recuerdos...un abrazo!

mArXelLa dijo...

R...al otro lado del mundo un loco cruzará el río por su amor, eso me gusta! por que al final, no hay adiós.

mArXelLa dijo...

Clau, gracias por el comentario y por darte una vuelta por aquí, siempre eres bienvenida.

mArXelLa dijo...

andrea!! la angustía y la desesperación es mejor en un mini mercado de compras y sin culpas

mArXelLa dijo...

Trapi, claro que hay que despertar aunque a veces la pesadez sea demasiada, no importa siempre habrá algo bueno que ver..

Germán Ulrich dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Germán Ulrich dijo...

Todo pasa, como esto también pasará. De todas formas, un destemplado y bello manifiesto de amor, aún ausente. Un beso Marxella

mArXelLa dijo...

german, eso de alguna manera el un poco lamentable por que tienes razón, todo pasa, hasta los momentos hermosos y sólo podemos atrapar unos instantes en nuestros recuerdos! beso de retache para ti!

marce, siempre esta bien despertar...hasta la tristeza puede disfrutarse (en algún sentido)

Danelí dijo...

La ausencia es una posesión que no se compara con nada,lo llena todo aunque no le veas ni le escuches. Permanece, está, continúa.

Un beso.

Pejooe dijo...

Las deudas más odiosas son las del recuerdo. Somos morosos del amor y carceleros de la memoria. A lo mejor, si abrieramos algunas celdas podríamos liberar de cierto peso a nuestro corazón. Pero si, es complicado. Por lo menos para mi.

Saludos

(sus labios pegados a mi recuerdo, preciosa imagen.)

Ana Ortiz dijo...

Te entiendo. Los sueños me traen la presencia de mi amor, y el día su ausencia. Despierto y lo primero que hago es mandarle un msj de texto. Quisiera sumegirme en la cama y soñar con el cada noche hasta que la vida nos deje unirnos para siempre.

J. dijo...

"en los confines de sus ojos", demasiadas veces me he perdido, y aun no logro encontrar la salida.

Saludos, fue interesante encontrar tus palabras.

mArXelLa dijo...

Pejooe, que bien lo has retratado..tienes toda la razón si pudiésemos soltar algunos de nuestros fantasmas todo sería más fácil, pero cómo hacer si los recuerdos son los que nos dicen que hemos vivido...Un abrazo

mArXelLa dijo...

Ana, que gusto que estes por aquí compartiendo esto. A veces quisiéramos que los sueños duraran más de los preciso para seguir a su lado. Un beso!

J. Compartimos ese gusto, afición y obsesión por la mirada...pero que hacer si en sus ojos vemos futuro a pesar de que a veces sea como un labertinto sin salida..Gracias por la visita!

susana dijo...

Marxella querida, estás tristona!
Arriba ese ánimo, él volverá, no puede ni debe perderse esta calidad de sentimientos.

Te abrazo con mucho cariño!

beat dijo...

estados axficiantes.
solo ver, oler, sentir y hasta palpar su rostro cuando lo quieres olvidar.

mArXelLa dijo...

Querida Susana, recibo tu abrazo con mucho cariño y te envio otro de agradecimiento.

mArXelLa dijo...

Beat, como siempre tus comentarios son acertados y precisos...pero en este caso no se quiere ni se puede olvidar, esa mirada vivirá siempre en mi.
Un abrzo

andal13 dijo...

Por eso conviene tener siempre un amor de reserva, por ejemplo un disco de Pearl Jam! ;)
Besos,
Andrea

Camille Stein dijo...

Hola, muy bonito sitio. Y muy lindas palabras. Enhorabuena. Espero también tu visita. Un saludo.